Just another WordPress.com site

Encrucijadas

 La vida es una sucesión de decisiones a tomar. Elegir el camino que va a la izquierda o el que va a la derecha, cuando no son más, es una encrucijada mucho más complicada de lo que parece. Ni siquiera sabes si alguno te depara riquezas, fama o felicidad, o zombies, enfermedades venéreas o pandillas de matones con bates de béisbol. A menudo se nos olvida que la inacción es una opción, que darse la vuelta y desandar los pasos también es posibilidad a tener en cuenta y que caminar por los caminos marcados no es siempre una obligación. ¿Indecisión entre una mujer u otra? Aquí hay más de dos vias que seguir; buscar otra(s) diferente(s), misoginia, las dos al mismo tiempo, el proverbial cruce de acera… aseguro que no es que me esté quejando. Nada más entretenido que estar ahí a punto de decidir o ayudar a alguien a decidirse. Call, fold, raise, bluff, all in. Eso es la vida, eso es vivir. Hasta que te pierdes, te tropiezas o algo peor, y te cagas en el “Aarón pasado” por haber sido tan estúpido. >

P.D.: Mi “guilty pleasure” del verano es Teen Wolf >_< Y estoy tentado de empezar con TVD :O Es todo culpa de The Gates :/

Anuncios

2 comentarios

  1. Yo

    The post seems to have more than one issue that requires to be handle… It seem someone needs to decide upon what needs to be done.
    Is this decision coming after a possible mistake? …. so then, Is the question “to continue nejectling who we are and what we have done and behave the same”? or is the question “I know who I am and what I have not done I want to go the other side and do it as it should”?
    To be or not to be.
    Mistakes come to give us a chance to start again.

    12 agosto, 2011 en 14:59

    • Eey Jatz!

      Yo te voy a contestar en la lengua de Cervantes, porque es “más chida” en todas sus variantes 😉
      ¡De aquí podríamos sacar una conversación larga y tendida sobre la naturaleza de la toma de decisiones! No es que yo mismo me encuentre en ninguna “encrucijada” en concreto, sino más bien me centro en lo divertido que suele ser el estar a punto de decidir qué dirección tomar. Es lo que nos hace sentir vivos. La incertidumbre. El espíritu aventurero mezclado con el análisis lógico. Corazón y cerebro trabajando juntos para llevar al cuerpo por el mejor camino. Y si además le echas imaginación y te da por ir bosque a través en vez de seguir los caminos marcados, ¡pues más interesante todavía! 🙂 Un saludo desde mi Atlántida.

      18 agosto, 2011 en 13:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s